FINCA DOFÍ 2002. BODEGAS ALVARO PALACIOS. D.O.Q. PRIORAT

 FINCA DOFÍ 2002. BODEGAS ALVARO PALACIOS. D.O.Q. PRIORAT
Por M. Isabel Parquer

 Una de las joyas de la corona. El primer vino que elaboró en el Priorat Alvaro Palacios fue un Clos Dofí. Luego vinieron el mítico La Ermita y el hermano pequeño Les Terrasses. De esta bodega modélica catamos hoy el Dofí 2002.
 
De un color rojo picota intenso y capa alta en nariz, se muestra fino, a la vez que muy expresivo. Consigue crear una complejidad limpia, clara y de gran profundidad gracias a su frutosidad compleja y extensa que combina con las aromas de la crianza en barrica. En la boca aparece con una gran estructura tánica con buen equilibrio, con la que confiere al vino unas expectativas de evolución realmente admirables. Creo que estamos ante uno de los grandes del Priorat. Recomiendo tomarlo en buena compañía y con tiempo por delante para una buena conversación.