Andrew McDowell, vicepresidente del BEI: “Ser el banco europeo del clima implica detener la financiación de los combustibles fósiles y alinearnos con los objetivos de París”
Andrew McDowell, vicepresidente del BEI: “Ser el banco europeo del clima implica detener la financiación de los combustibles fósiles y alinearnos con los objetivos de París”
La octava edición del Global Annual Energy Meeting de EsadeGeo y la Comisión Europea ha contado con la participación de Teresa Ribera (Gobierno de España), Andrew McDowell (Banco Europeo de Inversiones), Tiina Jortikka-Laitinen (Gobierno de Finlandia), Francisco Fonseca (Comisión Europea) y Javier Solana (EsadeGeo), entre otros


Andrew McDowell, vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones.

Ante la actual situación de emergencia climática que enfrentamos, la transición energética sólo será efectiva mediante una acción concertada de múltiples actores, que permita avanzar hacia un nuevo modelo social y económico. En ello, reguladores e inversores desempeñan un rol fundamental. Estas son algunas de las principales conclusiones que se han podido extraer de la octava edición de la Global Annual Energy Meeting, organizada por EsadeGeo y la representación de la Comisión Europea en España, y celebrada hoy en la sede de la institución europea en la capital española.

Bajo el título ‘Policy Planning and Investment in the Age of Energy Transition’, el foro ha reunido a líderes empresariales y políticos para analizar la intersección entre la formulación de políticas y la inversión para la transición energética. En este sentido, el vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Andrew McDowell, ha explicado cómo la institución financiera está trabajando para modificar su política de préstamos energéticos y alinearse con los objetivos del Acuerdo de París: “convertirnos en el banco europeo del clima no tiene que ver únicamente con lo que hacemos, sino también con lo que dejamos de hacer. Mientras trabajamos con otras instituciones financieras para contribuir a los objetivos europeos de acción climática para 2030 y 2050, ya hemos propuesto al Consejo de Administración del BEI, que el Banco se convierta en la primera institución financiera multilateral en interrumpir su financiación para proyectos de energía basados en los combustibles fósiles y, al mismo tiempo, intensificar nuestra inversión en proyectos de eficiencia energética y energías renovables.”

Javier Solana, presidente de EsadeGeo, y Francisco Fonseca, director de la representación de la Comisión Europea en España, han sido los encargados de inaugurar la jornada. Por su parte, la ministra para la transición ecológica del gobierno en funciones de España, Teresa Ribera ha destacado que, “para acelerar y facilitar el avance en la transición energética, es necesaria la cooperación entre líderes políticos, reguladores, instituciones financieras e inversores, entre otros actores. Actuar en las palancas del cambio requiere que se den las señales adecuadas y se actúe de manera conjunta.”

Transición energética y justicia social

Junto a la reducción en las emisiones de carbono, y la mitigación y adaptación del clima, otro de los grandes retos de la transición ecológica tiene que ver con sus efectos colaterales en los ámbitos social y económico. Teresa Ribera ha señalado la importancia de que las instituciones europeas tomen la transición energética como “una oportunidad para impulsar un contexto de multilateralismo constructivo y para avanzar hacia un modelo de desarrollo que combine la sostenibilidad climática, la competitividad, la inclusividad y la justicia social; un modelo que no deje de lado ni a los colectivos, ni a las regiones más vulnerables, que puedan verse más afectados por este proceso de cambio”. A su vez, Andrew McDowell ha comentado: “debemos ver la transición energética como un desafío, pero también como una oportunidad.” En este sentido, ha añadido: “el BEI se ha comprometido a ofrecer ayuda adicional a los países de la Unión Europea, principalmente a los nuevos Estados miembros, que están más atrasados en el cambio de los combustibles fósiles a la energía limpia. Una transición justa y equitativa debe abordar no sólo las necesidades de energía, sino también las necesidades de empleo de las poblaciones en las regiones de la Unión Europea que se verán más afectadas por la descarbonización de la economía.”

La jornada también ha contado con dos mesas redondas, en la que han participado líderes empresariales y políticos, y expertos en la transición energética. Un primer debate, moderado por Marie Vandendriessche, investigadora sénior de EsadeGeo, ha girado en torno a perspectivas institucionales del ámbito internacional en materia de transición energética, con la participación de Christian Egenhofer, investigador sénior de CEPS; Xavier Casals, experto en transición energética de la unidad de conocimiento, política y finanzas de IRENA; Tiina Jortikka-Laitinen, embajadora de Finlandia en España, y Quentin Genard, jefe interino de la oficina en Bruselas del think tank E3G. En segundo lugar, Iván Martén, senior fellow de EsadeGeo, ha moderado las intervenciones de Luis Cabra Dueñas, director ejecutivo para el desarrollo de tecnologías, recursos y sostenibilidad de Repsol; Elena Bou, directora de innovación de KIC InnoEnergy, y Pierre Abadie, director ejecutivo de inversión en transición energética de Tikehau Capital, acerca de las nuevas tecnologías y fronteras en la transición energética. A modo de conclusiones, Javier Solana ha destacado la importancia de encuentros como éste, donde se pone de relieve la necesidad de tender puentes entre las instituciones políticas y las financieras, así como entre los altos niveles de toma de decisión a escala internacional, y el nivel de las cosas tangibles, en un compromiso colectivo para combatir el cambio climático.