Un estudio de ESADE y Mercer revela que los fondos de pensiones de empleo siguen siendo el sistema más rentable de ahorro colectivo
Un estudio de ESADE y Mercer revela que los fondos de pensiones de empleo siguen siendo el sistema más rentable de ahorro colectivo
En los últimos diez años, la rentabilidad neta media de los fondos de inversión y de las pensiones individuales ha sido muy similar (un 2,2 % y un 2,5 %, respectivamente), mientras que la de los fondos de pensiones de empleo se ha ampliado hasta el 3,6%



Los fondos de pensiones de empleo tienen una rentabilidad neta significativamente superior a los fondos de inversión y a los fondos de pensiones individuales. Además, incurren en un menor nivel de riesgo, de forma que la eficiencia en la gestión es claramente mejor. Esta es la conclusión principal de la tercera edición del estudio Situación del ahorro colectivo en España. Resultados históricos de los fondos de inversión y de pensiones, elaborado por Mercer y ESADE Business School. El informe, presentado hoy en el campus de ESADE en Barcelona, analiza el comportamiento, a lo largo de los últimos diez años, de los 1.359 vehículos de ahorro colectivo con diez o más años de historia.
 
Esta conclusión resulta más evidente al segmentar los vehículos de ahorro en función de su nivel de riesgo y separar los resultados de los fondos mixtos respecto de los fondos puros. En los fondos mixtos, es fundamental la buena colocación estratégica de los activos (asset allocation).
 
Según Carmen Ansótegui, profesora de ESADE y uno de los autores del estudio, “la mejor relación entre rentabilidad y riesgo de los fondos de pensiones de empleo se explica por la existencia las comisiones de control, que contribuyen a que estos fondos dispongan de mejores estructuras de gobernanza y de estrategias de inversión más eficientes, que se demuestran más rentables a largo plazo”.
 
Por otra parte, el estudio de ESADE y Mercer indica también una relación positiva entre el tamaño de los fondos y una mejor rentabilidad. De entrada, se observa que, en todas las tipologías, el 25 % de los fondos acumulan más del 80 % del patrimonio. No existe evidencia alguna de relación entre el tamaño y la rentabilidad, salvo en los fondos de pensiones de empleo.
 
“Los mayores fondos de pensiones de empleo, cada uno con su nivel de riesgo, están consiguiendo mejores rentabilidades que la media”, ha señalado Xavier Bellavista, director del Área de Inversiones de Mercer y coautor del estudio. “La importancia de definir una buena estrategia de inversión –cosa que consideramos que están haciendo los fondos de pensiones de empleo de mayor tamaño– es clave para obtener rentabilidades futuras interesantes. Históricamente, los fondos españoles presentan un sesgo en sus inversiones hacia la renta variable y la renta fija europea; por tanto, sus resultados en los últimos años se han visto influidos por los de estos activos”, ha señalado.
 
Entre otros aspectos, el informe analiza algunas de las tendencias que se observan en la industria de la gestión de activos, y considera que, pese a la importancia creciente de la gestión pasiva, la gestión activa y las gestoras especialistas seguirán teniendo un papel fundamental, y acaso más importante en el futuro. Las gestoras boutiques y las gestoras internacionales seguirán incrementando su importancia en el mercado español, puesto que ofrecen soluciones interesantes para los ahorradores, pero su éxito puede ser debido, en parte, a la complementariedad con la oferta de los grandes grupos nacionales.
 
Como conclusión, y a la vista de la tendencia del ahorro de las familias españolas, que se halla en los niveles mínimos de los últimos diez años, destaca la necesidad imperiosa de una mayor educación financiera. “La educación financiera genera rentabilidad”, ha comentado Jordi Fabregat, profesor de ESADE y también coautor del estudio. Se demuestra que, con buenas estrategias de inversión, se puede lograr un nivel de ahorro suficiente a medio y largo plazo.