“Las empresas que fracasan son víctimas de no innovar”
“Las empresas que fracasan son víctimas de no innovar”
Marieta Jiménez, presidenta y directora general de Merck en España, ponente en la clausura del la XXXIII Promoción del Executive MBA
 

 
Recientemente tuvo lugar en la sede de San Telmo Business School, en Sevilla, la clausura de la XXXIII Promoción del Programa Máster en Economía y Dirección de Empresas.
 
En esta ocasión la lección magistral del acto estuvo a cargo de Marieta Jiménez, presidenta y directora general de Merck en España.
 
Además, participaron en este acto: Eustasio Cobreros Vime, presidente de la Fundación San Telmo, Antonio García de Castro, director general de San Telmo BS, Joaquín Aguirre, director del Programa Máster de San Telmo BS; Carmen Hernández Rguez.-Mancheño, directora de la promoción que se gradúa y Antonio Chaves Gentil, presidente de la promoción.
 
La difícil tarea de perdurar
 
La presidenta de Merck en España comenzó su disertación hablando de la empresa que dirigía, de la que dijo que era una empresa de ciencia y tecnología, con 350 años de historia, presencia en 66 países del mundo, y “dedicada a innovar para mejorar la vida de las personas”.
 
En referencia a la forma en la que ha cambiado el entorno en el que opera Merck, admitió que antes lo hacían en entornos pequeños, en los que las diferencias entre las empresas del mismo sector eran abismales. Sin embargo, argumentó que ahora lo hacían en mercados mucho más complejos, con más competidores, en los que el pequeño detalle marcaba la gran diferencia y en el que resaltó que innovar era la única forma de sobrevivir. “El gran reto que tenemos ahora en las empresas es perdurar en el largo plazo. Hoy en día las empresas tienen una corta vida. Existe un gran número de empresas que fracasan. Son aquellas que solo se dedican a hacer lo que ellos creen que saben hacer muy bien, sin ser flexibles en sus estrategias corporativas en sus mercados, ni prepararse para los cambios que pueden llegar en el sector que operan. Son víctimas de no innovar porque sin duda, la innovación es la clave para sobrevivir”
 
Cualidades de un buen dirigente
 
Para Marieta, las personas que se encuentran liderando proyectos empresariales han de estar preparadas para poder tomar decisiones, adaptándolas a las circunstancias que les rodean. Para explicarlo, habló de algunas de las cualidades que considera, ha de tener este tipo de personas:
  • Tener un propósito: “Marcarse un objetivo con una visión amplia de saber a dónde se quiere llegar, y acompasar cada acción que haya puesto en marcha al cumplimiento de su propósito”.
 
  • Confianza en uno mismo: “Todos tenemos talento, cada uno de nosotros tenemos desarrolladas más unas habilidades que otras, por lo que es fundamental conocer en qué somos fuertes para explotarlo, y reconocer al mismo tiempo cuáles son nuestras limitaciones para apoyarnos en el equipo”.
 
  • Inspiración como eje de todas las actuaciones. “Una organización que pretenda ser ágil necesita trabajar de forma transversal y para eso debe existir el liderazgo inspiracional suficiente capaz de generar sinergias entre los equipos”.
 
  • La pasión: “No existe un no sin intentarlo. Poner pasión en lo que uno hace en el día a día nos hace mucho más creíbles, genera confianza hacia fuera con nuestros clientes y hacía dentro en nuestros equipos”
 
  • No tener miedo a la equivocación: “Podemos equivocarnos, no pasa nada. Es fundamental equivocarse para aprender, forma parte de la ruta del aprendizaje. Solo se equivoca el que lo intenta”.
 
  • Flexibilidad: “Es la base de la adaptación a todos los cambios constantes que operan en nuestros entornos. Si no somos flexibles no seremos capaces de poder tomar las decisiones correctas para poder ser innovador”.
 
  • Ser Innovador y no querer hacer las cosas de una forma concreta porque siempre se han hecho así. “Pensad en cómo mejorar el trabajo para hacerlo más eficiente y así diferenciarse de la competencia”.
 
  • Diversidad. “La suma de talentos es lo que realmente hace que las empresas progresemos y creemos valor. Creo firmemente, porque además los datos así lo demuestran, que aquellas empresas que apuestan por la igualdad de oportunidades entre sus mujeres y hombres son empresas que generan mejores resultados económicos. No se puede construir nada sin contar con todo el talento que tiene nuestra sociedad”.