Ahorrar para después no lamentar
Ahorrar para después no lamentar
El pasado 14 y 15 de enero tuvo lugar en Sevilla y Málaga, respectivamente, el encuentro “Ahorrar para después no lamentar”. En este encuentro participaron ponentes de primer nivel, como Enrique Marazuela, Agustín Vidal- Aragón y el profesor de San Telmo Business School, Francisco J. Caballero.

 
El tema principal sobre el que versó este encuentro fue el del ahorro personal, un aspecto clave para mantener el nivel de vida en la jubilación. ¿Qué podemos esperar del sistema de pensiones Español? ¿Y de las pensiones obligatorias? Estas fueron algunas de las cuestiones que se plantearon a lo largo de esta sesión.
 
Agustín Vidal, director de pensiones y seguros América de BBVA y colaborador académico de San Telmo Business School, describió las características fundamentales del sistema obligatorio de pensiones, que agrupó en tres pilares: Seguridad Social, previsión en la empresa y previsión individual. Como conclusión destacó que los instrumentos para canalizar los ahorros para la vejez tienen ventajas e inconvenientes. En este sentido, añadió que son de carácter más generalista y se adaptan, de manera limitada, a necesidades particulares específicas.
 
Trajes a medida” es cómo define Vidal a la inversión de activos inmobiliarios o financieros. La construcción de carteras de activos financieros eficientes, en la situación económica y de los mercados financieros actuales, implica definir perímetros de actuación de carácter global en términos de geografías y tipologías de activos.
 
También hubo tiempo para destacar los principales aspectos claves de la jubilación, entre los que destacaban: La importancia de la planificación y las perspectivas económicas y financieras. En el primer bloque nuestros ponentes englobaron la fiscalidad, la importancia del periodo de tiempo disponible y la inflación, que consideran “un gran enemigo” que esta juega un papel fundamental y tiene un efecto directo negativo sobre las inversiones y el poder adquisitivo
 
Agustín Vidal concluyó su intervención añadiendo que espera que todos obtengamos un sistema de pensiones obligatorias de carácter contributivo sostenible y autosuficiente, con mecanismo de ajuste y gestión dinámicos a largo plazo, aunque para ello sea necesario un esfuerzo temporal importante.