“Líneas estratégicas para la trasformación digital de las empresas desde la óptica de la alta dirección”
“Líneas estratégicas para la trasformación digital de las empresas desde la óptica de la alta dirección”
Primera actividad de la Agenda Digital para la Alta Dirección, iniciativa de esta escuela de negocios que nace con el objetivo de potenciar la transformación digital en las empresas
 
Hoy ha tenido lugar la primera actividad de la Agenda Digital para la Alta Dirección, iniciativa que ha nacido con el objetivo de potenciar la transformación digital en las empresas y contribuir a divulgar entre los directivos y empresarios la importancia que tiene el desafío digital para su futuro.
 
El acto, que ha llevado por título “Líneas estratégicas para la trasformación digital de las empresas desde la óptica de la alta dirección” ha contado con Julio Linares, Presidente de la Comisión de la Sociedad Digital de la CEOE y Ex Presidente Ejecutivo de Telefónica España.
 
La presentación del acto ha estado a cargo del Prof. Antonio Hidalgo, secretario general del Instituto I. San Telmo. Durante la misma ha asegurado que la nueva realidad a la que se enfrentan las empresas ha ocasionado que esta escuela de negocios sea consciente de la incertidumbre que genera esta nueva revolución digital. Además de la escritura de casos sobre esta temática y mesas de debate, indicó que “esta iniciativa será un contenedor digital de múltiples contenidos. No sólo servirá de altavoz. Nace con la vocación de ser eso y mucho más”.
 
El Prof. García del Pueyo, coordinador académico de esta iniciativa, ha sido el encargado de presentar al ponente. De Julio Linares añadió que nadie mejor que él podría hablar de esta temática, dada su prolongada experiencia laboral en Telefónica, donde ha desempeñado numerosos cargos directivos en los últimos 48 años.
 
 
¿Digitalizarse o morir?
 
El presidente de la Comisión de la Sociedad Digital de la CEOE comenzó su intervención agradeciendo a San Telmo la invitación para participar en este acto, al tiempo que los felicitó por esta iniciativa “tan necesaria en los tiempos que corren”. Para Linares las nuevas tecnologías no son específicas de ningún sector, sino que “nos afecta a todos y su evolución es imparable e irreversible”.
 
Para Linares existen cuatro principios básicos en torno a la transformación digital que indiscutiblemente se iban a dar:
 
  1. Todo lo que se pueda digitalizar, se digitalizará.
  2. Todo lo que se pueda automatizar, se automatizará.
  3. Todo lo que se pueda conectar, se conectará.
  4. Todo lo que se pueda analizar, se analizará.
 
Entre las características de este entorno digital en el que nos vemos inmersos, aseguró que es global "porque la globalización es la consecuencia del uso de las nuevas tecnologías".  También rapidez e inmediatez son, para Linares, otra de las características “que han ocasionado que seamos muy exigentes con las empresas. Queremos respuestas rápidas e inmediatas”. Finalmente, la disrupción es otra de las características que nombró Linares para hablar de esta revolución. Para ello puso ejemplos de disrupción que todos los presentes conocían. “En Telefónica sufrimos una gran disrupción con la entrada de Whatsapp, pero ¿quién le iba a decir a los taxistas o a los hoteleros que sus negocios también se verían afectados? No hay ningún modelo de negocio que esté exento de esto. Por eso, hay que estar muy preparados”.
 
En cuanto al consumidor, Linares ha asegurado que es quien mejor se está adaptando al entorno digital. De esta forma, ha matizado que son muchas las tecnologías que entran en las empresas a manos del consumidor y no a la inversa. Tanto es así que incluso son muchos los empleados que tienen más conocimiento en temas digitales, que la propia empresa. Por ello, aconsejó que se digitalizaran. “Nuestros clientes son digitales y nos demandan que también nosotros lo seamos. Se trata de una cuestión de supervivencia. En la última década han desaparecido multitud de empresas. Si nos preguntamos por qué hay una respuesta común: dificultad para adaptarse al entorno”.
 
Finalmente trató las cualidades de un líder en este nuevo entorno. “El nuevo líder tiene que incluir algunos ingredientes a los que ya tenía. A la visión, pasión y tesón hay que sumar flexibilidad, creatividad y agilidad. Flexibilidad porque los cambios van a continuar; creatividad porque lo humano debe reservarse el pensamiento creativo, y agilidad porque la rapidez es característica de lo digital. Hay que ser rápidos. El que gana se lo lleva todo. Ya no hay apenas sitio para el segundo”.