Y el país más competitivo es...
Y el país más competitivo es...
A la archiconocida precisión suiza habría que sumarle otra gran fortaleza: la competitividad. Por noveno año consecutivo, el país helvético ocupa el primer puesto del Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial. 
 
Imagen de archivo. Foto. IESE.
 
En una escala de 1 a 7, Suiza alcanza una puntuación de 5,86, cinco centésimas más que el año anterior. Este excelente resultado global refleja las buenas puntuaciones en los doce pilares de competitividad del índice.
 
Estados Unidos se coloca en segundo lugar, a tan solo una centésima de Suiza; Singapur cae al tercer puesto, y Países Bajos (4) y Alemania (5) mantienen sus posiciones. 
 
Este índice, incluido en el Informe de Competitividad Global 2017-2018, evalúa la competitividad de 137 países, que suman el 98% del PIB mundial. 
 
Diez años después del inicio de la crisis financiera global, el informe alerta de que muchas economías podrían sufrir nuevas sacudidas y que todavía están convalecientes para afrontar la próxima oleada de innovación y automatización. 
 
Tres focos de problemas
 
El documento, que analiza el progreso económico mundial y los retos que tiene por delante, señala los aspectos más preocupantes de la coyuntura actual. 
 
1. La persistente vulnerabilidad del sector financiero en muchos países. 
 
2. Aunque muchas economías han apostado por la innovación y la tecnología, deben esforzarse más para extender sus beneficios a toda la sociedad, sobre todo las emergentes, como China, India e Indonesia. 
 
3. A las puertas de una nueva revolución tecnológica que el Foro Económico Mundial ha bautizado como la Cuarta Revolución Industrial, sus expertos abogan por flexibilizar el mercado laboral y, a un tiempo, proteger a los trabajadores. "Una ingente cantidad de puestos de trabajo van a verse afectados por la automatización y robotización, por lo que es vital crear las condiciones necesarias para amortiguar el golpe y apoyar a los trabajadores en el periodo de transición", urgen. Y añaden: "Los datos de los últimos diez años ilustran la importancia de equilibrar la flexibilidad y la protección en el mercado laboral y muestran por qué las grandes ganancias en productividad que se esperaban de la innovación no se han materializado". En esta línea, el informe subraya la necesidad de promover la innovación con reformas en el mercado laboral y otros cambios. 



A pesar de que la economía española aumenta en dos centésimas su puntuación (4,70) respecto al año pasado, cae dos posiciones en la clasificación (34) al quedar por detrás de Chile (4,71) y Tailandia (4,72).
 
Las fortalezas de España siguen siendo sus infraestructuras, categoría en la que se situó en 12ª posición. El transporte aéreo, la red ferroviaria, los puertos y la red viaria reciben una puntuación alta. También destaca en el capítulo de educación superior y formación, con una puntuación elevada por sus escuelas de dirección de empresas y la tasa de matriculación en educación secundaria y terciaria. 
 
Aun así, hay un gran margen de mejora. Según la encuesta a directivos del Índice, "una burocracia ineficiente, los impuestos y una legislación laboral restrictiva" son los aspectos más problemáticos, ya que obstaculizan la innovación y la productividad. 
 
El protagonismo de Europa y Asia
Entre los demás países del sur de Europa, Portugal (42) escala cuatro posiciones, superando a Italia. Los del norte del continente están bien representados entre los diez primeros, aunque Suecia (7) y Reino Unido (8) bajan un puesto cada una.
 
De las diez primeras economías, Hong Kong (6) es la que más avanza, al subir tres puestos. La ciudad exhibe las mejores infraestructuras físicas del mundo y la segunda puntuación más alta en mercados eficientes, gracias a su sana competencia y su apertura. 
 
En el resto de Asia, Japón se sitúa en el noveno puesto, mientras que China sube uno hasta el 27. India (40) sigue siendo el país más competitivo del sur de Asia.



Sobre el informe
 
Desde 2005, el Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial clasifica las economías en función del Índice de Competitividad Global. El Índice evalúa la competitividad de 137 países en base a doce pilares: instituciones; infraestructuras; entorno macroeconómico; salud y educación primaria; educación superior y formación; eficiencia del mercado de bienes; eficiencia del mercado laboral; desarrollo de los mercados financieros; preparación tecnológica; tamaño del mercado; sofisticación empresarial, e innovación. 
 
La puntuación en estos doce capítulos se basa en sus indicadores respectivos, valorados a partir de datos estadísticos recopilados por organizaciones de prestigio internacional, así como los de percepción que arroja la Executive Opinion Survey del Foro Económico Mundial, una de las encuestas más importantes de su categoría, ya que recoge la opinión de miles de directivos.