Jóvenes Empresarios califica la reforma fiscal propuesta por el gobierno de especialmente grave para los jóvenes emprendedores

Jóvenes Empresarios califica la reforma fiscal propuesta por el gobierno de especialmente grave para los jóvenes emprendedores
Por Aijec

Los emprendedores creen que la propuesta del gobierno hará perder rentabilidad y capacidad de inversión a las pequeñas y medianas empresas, según los datos extraídos de una encuesta.

La Asociación Independiente de Jóvenes Empresarios de Catalunya (AIJEC) se muestra contraria a la reforma fiscal propuesta el pasado sábado por el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero. Los emprendedores califican esta propuesta "especialmente perjudicial" para los intereses de los jóvenes empresarios.

Según una encuesta realizada recientemente por la Asociación Independiente de Jóvenes Empresarios de Catalunya (AIJEC), un 88,67% de los emprendedores catalanes cree que el incremento de la fiscalidad no sólo no ayudará a salir de la crisis sino que perjudicará la actividad empresarial

El presidente de AIJEC, Cristian Rovira, cree que "difícilmente las empresas de servicios encabezadas por jóvenes, principalmente pymes y micropymes, podrán repercutir el aumento de IVA sobre sus clientes y, por tanto, las empresas encabezadas por jóvenes sufrirán una clara pérdida de rentabilidad y capacidad de inversión ".

Desde la Asociación de Jóvenes Empresarios se considera la propuesta de reforma fiscal injusta ya que el IVA afecta a toda tipología de empresas y no tiene en cuenta beneficios ni rentabilidades.

De hecho, los jóvenes empresarios no creen que el incremento de la fiscalidad contribuya a salir de la crisis y así lo confirma una encuesta realizada recientemente por la asociación entre los más de 500 jóvenes emprendedores que la forman y que constata que el 88, 67% de los jóvenes emprendedores cree que el incremento de la fiscalidad no sólo no ayudará a salir de la crisis sino que perjudicará la actividad empresarial. El 77,35% de los encuestados opina que la Administración debería considerar otras medidas para incentivar la economía como por ejemplo que los beneficios no distribuidos no paguen impuestos y casi la mitad de los encuestados, un 41,5%, estarían dispuestos a irse de Cataluña e instalar su empresa a otra comunidad a cambio de mejores incentivos fiscales.