Víctimas, verdugos y viceversa…
"Víctimas, verdugos y viceversa..."
Por Eduard Berraondo
Sin duda, a veces hay victorias que le cuestan a uno más que una derrota. Lo digo por Nigel Farage, a quien haber liderado el Brexit, finalmente le ha costado tener que dar un paso al lado, apartarse de la primera línea, algo parecido a lo que hizo otro de los adalides del retorno a la grande británica, el ex alcalde londinense, Boris Johnson. Total, que ahora parece que todos han perdido, desde David Cameron hasta sus acérrimos rivales. Y todos se van a casa… Igual que pasa aquí…

Porque aquí, más cerca de todos nosotros, no se va casi nadie, aunque los motivos sean mucho más graves. En un estado con uno de cada cuatro ciudadanos parados pudiendo estar ocupados, dejar la silla y marchar a Sevilla, implica volver y no encontrar ya ni siquiera la silla…
 
Y en estos últimos días, ha reaparecido ese tufo de confrontación racial que, a lo que parece, nunca ha acabado de desaparecer en Estados Unidos. Un Presidente Negro, un Jefe de Policía negro, una fiscal General negra… no parece que sea suficiente. Se sigue hablando de violencia desmedida ante la población negra en general. Y los tiroteos se suceden, ya sea en la calle, en los campus y no parece  que se vea la luz al final de ese túnel.
 
Vivimos en un ambiente cada vez más radicalizado entre víctimas y verdugos, que mañana, quizás, puedan ver intercambiados sus roles. Y los que observamos y tratamos de explicar aquello que vemos, a veces también nos vemos inmersos en esa dicotomía. Cazar o que te cacen, dar antes que te den…
 
A todo ello, van a pensar que me ha dado un golpe de calor (que por cierto, sí, aunque no serio) y estoy más negativo que de costumbre. Pero es que es lo que hay. Hasta en los Sanfermines se han colado “machos alfa” actuando en la sombra oscura de la Fiesta y el exceso de alcohol.
 
Y a Messi le condenan a prisión, y Cristiano juega la final de la Eurocopa…ya me dirán.